6 de diciembre de 2022 01:56

Edición N° 1892

Manual del buen conductor

Diez reglas necesarias para conducir correctamente

Muchas veces se subestima el sentido de una regla de tránsito. “Me apuro y paso en rojo, total no viene nadie, me meto en la rotonda total el otro seguro frena y el cinturón no me lo pongo, si voy acá nomás.”
Ojo, puede aparecer algún auto que sí cruzó en verde; puede que el que venga por la rotonda no frene y puede que acá nomás se te cruce un auto y te choque. Mejor, seguí leyendo.

1. Respetar el carril correcto
En arterias y autopistas hay que mantenerse por el carril derecho y no cruzar de uno a otro sin avisar. Antes de cualquier movimiento, poner un guiñe. Es una señal preventiva para quien va por detrás, que podrá reaccionar mejor y a tiempo. Generalmente, no usarlo provoca los choques traseros de dos o más autos, si se trata de una avenida de alto tráfico.
Si se conduce más despacio que el tránsito general, no obstaculizar el carril izquierdo y manejarse siempre por la derecha.

2. Nunca adelantarse por la derecha
Quebrantar esta regla casi siempre produce un accidente. Un conductor está más atento a los cambios que se producen a su izquierda que a su derecha.

3. Prioridad absoluta para el que viene por la derecha
Siempre tiene prioridad el que maneja por derecha. Si es el caso de una ruta y se viene por la izquierda, la lógica puede establecer lo contrario.

3 Bis. Y en la ROTONDA, que no se corte… la circulación
En las rotondas se pierde la prioridad de paso de la derecha. Se trata que el tránsito no se trabe dentro de la rotonda y por consiguiente, obstaculice toda la intersección. Tiene prioridad de paso el que circula por ella sobre el que intenta ingresar, debiendo cederla al que egresa, salvo señalización en contrario.

4Semáforos: sólo en verde
Al pasar en rojo, la posibilidad de encontrarse con un auto por alguno de los costados es del 80 %. Un altísimo porcentaje de los accidentes viales se producen por esta causa.

5. Ante la detención en un lugar indebido, colocar balizas y señales de advertencia.
Los triángulos de seguridad y la luz intermitente, en caso de detención para cambiar un neumático o arreglar el auto, son una herramienta fundamental para lograr ser vistos.

6. Manejar y hablar por celu disminuye la atención
El uso del celular multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes. La atención que demanda la comunicación telefónica, distrae y mucho más si el contenido de la llamada implica una preocupación.

7. Si se ingieren medicamentos es importante conocer sus efectos
Muchos fármacos para el tratamiento de resfríos, alergias, cólicos, ansiedad, depresión y tensión nerviosa, vasodilatadores, analgésicos para el dolor, etc. pueden producir sueño, trastornos visuales u otros síntomas que afectan la manera de conducir.

8. Manejar de noche triplica el riesgo de sufrir un accidente de tránsito
Durante la noche, por la oscuridad del ambiente, especialmente en la ruta, la visión del paisaje se reduce y los costados desaparecen, salvo los pocos metros que las luces iluminan. La posibilidad de ver objetos a los lados o en el camino es tardía (por ejemplo, animales que cruzan la ruta o un camión detenido sin luces).
Además, para incrementar el riesgo, se producen limitaciones psicofísicas, ya que el hábito de dormir durante la noche hace que nuestro organismo, en las horas nocturnas, en particular entre las dos y las seis de la mañana, se relaje preparándose para el reposo.

9. Respetar las velocidades máximas y mínimas
La capacidad de frenado de un auto no es ilimitada y a altas velocidades es difícil evitar el impacto. 
Si por el contrario, se maneja por debajo de las velocidades admitidas, se puede ocasionar un accidente a quien viene dentro de los límites acordados, quien deberá frenar bruscamente para no chocar.

10. Encendé las luces: de noche y de día
De día, son necesarias para ser visto desde más lejos -sobre todo en ruta- y de noche son imprescindibles para ser visto.

Un bonus extra: el cinturón de seguridad abrochado, siempre y en todos los asientos. 

Más Noticias