miércoles 20 de junio de 2018 - Edición Nº278
Estación Vial » Prevención » 27 sep 2016

El ripio no es igual al pavimento

Consejos para conducir en caminos de ripio

Si tu escapada no es de las convencionales, y el viaje incluye manejo por caminos de ripio, estas advertencias te serán de mucha utilidad a la hora de realizar maniobras peligrosas.


Tal vez estés muy canchero para el manejo en calles pavimentadas: acelerar, frenar, doblar, adelantarte, todas maniobras sencillas sobre el cemento. Pero si algún día salís al ripio, tendrás que tener en cuenta un par de datos muy importantes. El manejo sobre esa superficie, no te será nada fácil.

¿Qué es el ripio? Es una calle de tierra cubierta con una superficie de piedras machacadas que se utilizan en la pavimentación o el mejorado de los caminos. Estos caminos son muy comunes en las zonas rurales.

Consejos para la conducción sobre estos caminos:
• Seguí la huella marcada en el camino de ripio, ya que es más firme que el resto.
• Viajá a velocidad moderada.
• No utilices cubiertas lisas ni excesivamente reparadas.
• Recordá que en este tipo de caminos, los vehículos pierden estabilidad y adherencia.
• No pises el freno en caso de rompimiento de neumático. Intentá dominar el vehículo y detenerlo lentamente.
• Evitá maniobrar bruscamente la dirección del automóvil, esto producirá pérdida del control.
• Protegé el parabrisas y unidades ópticas, a fin de evitar roturas causadas por piedras. También protegé la caja de velocidades en caso de ser de metal ligero.
• Intentá esquivar las piedras grandes para impedir daños en la caja de velocidades, el tanque de combustible y los circuitos de los frenos.
• En puentes, curvas y pendientes mantenete a la derecha.
• Dale prioridad al vehículo que asciende en caso de circular en pendientes.
• En guardaganados, alcantarillas y puentes el ancho es reducido y, en algunos, de un solo carril. Disminuí la velocidad y, si fuera necesario, cedé el paso.
• Al encontrar un vehículo de frente realizá señas de luces, disminuí la velocidad para evitar la proyección de piedras y mantenete a la derecha del camino.
• Recordá que al finalizar el adelantamiento de un vehículo la visibilidad en caminos de ripio es casi nula debido a la nube de polvo que levanta a su paso. Para mayor seguridad, detenete hacia la derecha, con las luces altas encendidas y las balizas esperando que disipe el polvo.
• No sobrepases vehículos ni circules cerca de ellos durante la circulación en caminos naturales o de ripio, ya que el automotor proyecta constantemente piedras hacia atrás. En caso de hacerlo, tratá de ser visto por el otro conductor, colocando la luz de giro izquierda para informar la intención de sobrepaso y esperá la habilitación del otro conductor.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS