martes 18 de febrero de 2020 - Edición Nº886
Estación Vial » Noticias » 13 dic 2017

Alerta fin de año

Diciembre, temporada alta de accidentes de tránsito por estrés y el alto consumo de alcohol

Los especialistas acreditan una suba del 20% en cantidad de incidentes viales. Despedidas, reuniones y fiestas típicas de fin de año, propician el consumo de alcohol. El cansancio de cierre de año, hace lo suyo.


Diciembre es el mes que viene con un incremento en la cantidad de accidentes de tránsito a causa del cansancio y el estrés de acarrear un año al hombro. Pero otro factor no menos importante para desencadenar esta escalada de siniestros es el exceso de alcohol que se suma en un sin fin de festejos de despedidas de año.

Las consecuencias que el alcohol genera en el organismo son varias: excitación emocional, disminución de la capacidad de juicio, relajación y reacciones tardías, alteración de los reflejos, movimientos torpes, euforia y agresividad. Es decir, se ven alteradas varias de las principales capacidades que un conductor debe poner en funcionamiento.

Adrian Barrios es Técnico y Docente en emergencias, pero además trabaja todos los días arriba de una ambulancia de emergencias, y aporta una característica bien platense que suma a un contexto de mayor peligro al fin de año: las Recibidas.

La Plata tiene mucho festejo, “hay un aumento notorio de la actividad gastronómica todas las noches y de brindis, en exceso, que altera a cualquier persona que después debe retornar a su casa... y ahí se encienden las sirenas....” describe Barrios desde su visión arriba de la ambulancia.

Para este instructor en Trauma y RCP “Son tiempos del año en los que las madrugadas ya con luz del día, son estrepitosamente trágicas a la salida de los boliches y lugares de reuniones” se lamenta Adrian Barrios.

La falta de controles se hace más visible y agrava aún más el panorama. Roberto Di Grazia Secretario de Convivencia y Control Ciudadano reconoció en entrevistas radiales que no tiene las herramientas necesarias para controlar la nocturnidad, y que espera el desembarco presupuestario para 2018.

El cansancio propio de fin de año propicia los accidentes. El estrés se apodera de conductores y peatones. Consecuencias:  disminución en el nivel de atención, percepción lenta y debilitada del medio, incremento del tiempo de reacción al frenar y disminución de la concentración al manejar. Conclusión: Hay que bajar un cambio y terminar bien el año. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS