miércoles 20 de junio de 2018 - Edición Nº278
Estación Vial » Prevención » 23 may 2018

A la ruta el fin de semana largo

Tu auto en óptimas condiciones para manejar en el invierno

Con el frío y las heladas cambia el estado del asfalto, por lo que a la hora de manejar y sobre todo de salir a la ruta, debés tomar precauciones. Cómo debés preparar tu auto si salís de viaje este finde largo.


Se acerca el 25 de mayo y seguramente estás planeando un viaje para el próximo fin de semana largo. También llegó el frío, y créase o no, las conductas a la hora de tomar la ruta con tu vehículo cambian con el clima, por lo que debés estar precavido. 

En esta nota te damos 5 consejos para que puedas viajar seguro y tranquilo y disfrutes tus mini vacaciones en invierno.

1. Chequeá el estado de los neumáticos
El cuidado de los neumáticos durante los meses más fríos deben intensificarse, ya que con el frío la presión de estos disminuye. Si ves que la profundidad del dibujo está desgastada, te aconsejamos que los cambies. Visitá a tu mecánico para poder realizar la alineación y el balanceo y así mejorar no solo la conducción, también protege a los neumáticos del desgaste prematuro.
2. Conseguí líquido anticongelante
Si vas a viajar a un lugar donde las temperaturas son más bajas de las comunes, procurá conseguir un líquido anticongelante para utilizar en la refrigeración. Este producto también evita la corrosión del motor en caso de temperaturas bajo cero.
3. Evitá viajar de noche
No solo la temperatura baja más, nuestro cuerpo está en menos estado de alerta y, en el caso de que haya neblina, la calzada puede volverse resbaladiza. Es un combo peligroso, al que no queremos exponenernos.
4. No fatigues el motor
Si el día está muy frío, antes de arrancar encendé el motor, y dale tiempo al mecanismo del vehículo para tomar la temperatura correcta y así comenzar el viaje. Tampoco esperes mucho tiempo para arrancar, con un par de minutos de encendido basta para comenzar a manejar.
5. ¿Qué hacer si hay escarcha en el pavimento?
En el caso de que pierdas el control de tu vehículo, producto de la escarcha acumulada en la ruta, de ninguna manera tenés que frenar. Girá lentamente el volante para el lado donde va la parte trasera del vehículo, no aceleres y vas a ver como comienza a acomodarse.

La niebla es una condición del invierno que reduce la visibilidad notablemente. No olvides encender las luces cortas o las antinieblas. 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS