lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº430
Estación Vial » Prevención » 8 jul 2018

Posiciones para manejar

Manías al volante que adoptamos con los años y perjudican nuestro manejo

Los vicios que adquirís al manejar restan seguridad y pueden acortar la vida útil de tu auto. No siempre por tener mayor experiencia al volante se logra una mejor conducción. Lee esta nota y enterate si tenés alguna de estas manías.


Tipos de manías

  • Una mano apoyada en la palanca de cambios y otra en el volante.

Mal hecho. Las dos manos siempre tienen que ir en el volante para poder reaccionar con más rapidez ante un imprevisto. Sólo se quitará la mano derecha cuando sea necesario realizar un cambio de marcha. Esta manía de muchos conductores provoca, además, una presión innecesaria en la palanca de cambio que acaba provocando un engranaje de marchas más impreciso y un aumento de las vibraciones.

Postura correcta al volante

Forma correcta de tomar el volante.

  • Mantener el embrague pisado, aunque no estemos cambiando de marcha.

Cuando circulamos por una calle con muchas rotondas, en un semáforo esperando que cambie a verde o, por ejemplo, cuando estamos en un embotellamiento. Lo que conseguís es una mayor fricción entre las piezas que componen el mecanismo y un desgaste más rápido de los componentes. La solución está en acostumbrarte a poner punto muerto cuando esperes en un semáforo y, en general, evitar presionar el pedal del embrague cuando no es necesario. Desde el punto de vista de la seguridad, llevar el pie izquierdo en tensión, por ir pisando dicho pedal, puede ocasionar que en el momento más inoportuno no consigas reaccionar correctamente. Tené en cuenta que ante una frenada de emergencia deberás presionar a fondo el pedal del embrague al mismo tiempo que pisás el freno con el pie derecho.

  • ¿Codo en la ventanilla?

Esta postura de conducción es inadecuada, nuevamente, porque conlleva que no llevemos las dos manos en el volante de forma correcta. Es importante mantener una posición adecuada al volante, para poder reaccionar con efectividad ante una posible emergencia.

Es importante reconocer esos vicios y manías al conducir, saber los riesgos que corremos e intentar evitarlos para una conducción más segura y menos dañina para el auto.

Una forma incorrecta de tomar el volante

 

Algunos consejos prácticos para mejorar la postura durante la conducción

Postura correcta al volante

 

  1. Enfocá los espejos retrovisores exteriores hacia el final de la carrocería para conseguir un mayor campo de visión.
  2. No sujetes con fuerza el volante, ya que si lo haces te provocarás agarrotamiento muscular y un aumento de la fatiga.
  3. No te olvides de ajustar el reposacabezas, es la única garantía de evitar el latigazo cervical en caso de choque.
  4. Es recomendado elegir un coche con ajuste del volante en profundidad.
  5. La posición de conducción se recomienda lo más vertical posible. Olvidate de ir conduciendo como si estuvieras en el living de tu casa.
  6. Las piernas no deben estar totalmente estiradas al pisar los pedales del embrague y freno.
  7. Los brazos también tienen que estar ligeramente flexionados.
  8. Si te sentás lejos del volante no llegarás bien para hacer maniobras rápidas o hacer frente a imprevistos y, si estás demasiado cerca, tampoco podrás mover el volante con rapidez.
  9. Antes de iniciar la marcha abrochate el cinturón de seguridad y regulá los espejos retrovisores. Es preferible regularlos sobre un terreno llano.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS