sábado 23 de febrero de 2019 - Edición Nº526
Estación Vial » Noticias » 17 ene 2019

Y la ley?

Qué dice la legislación sobre el calzado para manejar automóviles. Se puede con ojotas?

En el verano, y sobre todo en zona de playa, son muchos los que manejan con ojotas. Pero esta acción es peligrosa? Es ilegal? Por qué no es conveniente este tipo de calzado?


Es real que en verano utilizamos ojotas más de la mitad del día. Pero a la hora de manejar, este calzado debería dejarle paso a otro más sujeto al pie por una cuestión de seguridad.  

Una multa de tránsito publicada en Facebook llamó la atención en las redes y fue replicada más de 4.000 veces. ¿Cuál fue el motivo? Al conductor, lo multaron en la provincia de Mendoza, por manejar con sandalias. El monto?  1.200 pesos. Gracias al pago voluntario, el multado pudo descontar un 40% y terminó abonando 720 pesos.

Qué dice la ley??

La ley nacional de Tránsito 24.449 no especifica prohibiciones para determinado tipo de calzado al conducir automóviles. Las provincias adhieren y pueden hacer leyes provinciales de complemento que rijan en su ámbito provincial. 

Para el caso mendocino, según el artículo 19 del decreto 326, que complementa la ley provincial 9024 de Seguridad Vial, los conductores deberán hacer uso de calzado apropiado para el manejo y control total de los pedales de embrague, freno y acelerador del vehículo a su mando”. El texto oficial también determina“Se entiende por calzado apropiado aquellos de tipo cerrado o que, siendo abiertos, sujeten la parte anatómica dorsal, plantar y lateral, con suela antideslizante que permita la sujeción a la goma de recubrimiento de los pedales”.

Según expertos en Seguridad Vial,  cualquier tipo de calzado abierto, como una ojota o una sandalia, hará que el conductor pierda el contacto ideal con los pedales. Así, podría realizar una presión extra con el pie y eso generaría maniobras bruscas, por ende peligrosas.

¿Y en provincia de Buenos Aires?

En 2010 un diputado de la UCR propuso prohibir la conducción de autos con tacos y ojotas. Un proyecto que no prosperó. El legislador Aldo Mensi señalaba en aquel momento que “En países caribeños, donde se acostumbra a usar esos calzados, está prohibido cualquier tipo de zapato que pueda ser un factor de riesgo en el manejo de los pedales. Incluso, en Brasil está prohibido manejar descalzo”.

¿Por qué no conducir con ojotas? 

  • Al no estar sujetas a la parte trasera del pie, pueden llegar a provocar un enredo o una traba.
  • No tenés el apoyo suficiente para pisar los pedales. Tu tobillo no tiene soporte y si tenés que realizar alguna maniobra de emergencia, correrás el riesgo de lesionarte.
  • Los movimientos de tus pies serán dos veces más lentos que con zapato normal. Si tenés que frenar tardarás más en hacerlo, y ni qué decir en caso de que tengas que pisar el embrague. Tus movimientos serán más torpes y peligrosos.
  • Las ojotas o sandalias están hechas de material deslizante (resbaladizo) y además de perder contacto con la superficie de los pedales, le resta sensibilidad a tus pies.
  • Es muy fácil que los pedales pueden atorarse entre tu pie y la sandalia y hacer que cometas un error al volante.
  • Pueden zafarse con facilidad, ya que al no estar sujetas a tu pie ni darle soporte, con el más pequeño movimiento puedes perderlas en el piso del vehículo.
  • En caso de un accidente tus pies estarán completamente desprotegidos. Suena trágico, pero es verdad, podés romperte el tobillo o sufrir una lesión más grave.
  • A su vez, los especialistas recomiendan no manejar descalzos, ya que los pies no tienen buena adherencia a los pedales. Si no tienen un buen agarre, la pisada podría ser problemática. Sin calzado, la sensibilidad es otra.
  • Nuestra recomendación es que si en verano no te sacás las ojotas en todo el día, siempre tengas en tu auto un par de zapatos adecuado para manejar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS