jueves 25 de abril de 2019 - Edición Nº587
Estación Vial » Noticias » 11 feb 2019

Bacterias al volante

Hasta 700 tipos diferentes de bacterias en el habitáculo de tu auto

¿Tocas con la misma confianza la palanca de cambio de tu auto que una tapa de inodoro público? No deberías. Un auto que no fue lavado en su interior por varios días, puede acumular más bacterias que esa "asquerosa tapa".


Las personas que tienen auto pasan, en promedio, 293 horas al año arriba de su vehículo. Eso equivale a más de 12 días completos detrás del volante.

Teniendo en cuenta esta gran cantidad de horas y la escasez de veces que la mayoría de los automovilistas limpian su auto, podemos concluir que el interior de un vehículo es un terrible foco infeccioso. Para ser más precisos, puede haber hasta 700 tipos diferentes de bacterias, algunas de ellas relacionadas a enfermedades.

Comparemos

Un interior de un auto que no se limpia regularmente tienen una cantidad de bacterias superior a la que se pueden encontrar en muchos lugares públicos, incluida la tapa de un inodoro, según una investigación de la National Center for Biotechnology (Centro Nacional de Biotecnológica) de ese país,

Mientras que un volante posee en promedio 624 CFU (bacterias por centímetro cuadrado), la tapa de un inodoro público posee "solo" 172. ¿Otras comparaciones?: los botones de un ascensor tienen 313 CFU y la pantalla de un smartphone 100 CFU.

¿Cómo puede ser que haya tantas bacterias dentro del auto? Arriba del auto se come, se toma y los restos caen. Supongamos que se cae un trozo de papa frita. Se cae y se queda ahí. Todo empeora si luego el auto luego queda cerrado al sol. Ni hablar si viajás con chicos y por ejemplo se derrama leche sobre el tapizado. El olor que va a emanar del asiento luego de unas horas al sol, te dará una idea de las bacterias que se están desarrollando. Y el perro en el auto? Mejor ni hablar. 

Dentro del auto, hay zonas con mayor concentración de bacterias: el volante (629 CFU), el posavasos (506 CFU), el cinturón de seguridad (403 CFU), la manija interior de la puerta (256 CFU), la palanca de cambios (115 CFU) y la ruedita del volumen (99 CFU).

Limpiá el interior

Si no sos de los que lavan el auto asiduamente, es importante que por tu salud, más que por fuera, lo higienices por dentro. Un trapo húmedo con la ayuda de algún desinfectante, pasado en forma enérgica sobre el tablero, la palanca de cambio, el volante, el freno de mano, las llaves, los picaportes, etc, te liberará de una gran cantidad de “posibles enfermedades”.

El tapizado? Aspiralo y si posee manchas podés pasarle una espuma limpia tapizados y luego un buen rocío de aerosol antibacterial.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS