jueves 17 de octubre de 2019 - Edición Nº762
Estación Vial » Prevención » 23 may 2019

Los niños atrás... pero bien

¿Conocés el efecto submarino? Mejor abrochale el cinturón correcto a tu hijo

El efecto submarino o submarinización se produce cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón de seguridad. ¿Cuál es la mejor forma de proteger a los chicos en el auto?


Cuando un cuerpo no está lo suficiente sostenido por el cinturón de seguridad, comienza a deslizarse debajo de la banda abdominal del cinturón de seguridad. Esta situación puede ser muy riesgosa, sobre todo para los menores.

Hay una regla básica que hay que cumplir: los niños siempre atrás y con el sistema de retención, acorde a su peso y altura. Si cumplimos con esta premisa evitamos el efecto submarino que, básicamente, se produce por el uso incorrecto del cinturón.

El cinturón de seguridad, es un elemento diseñado para un adulto de 1,45 a 1,50 m. Esto significa que un niño de 1,20 m, por ejemplo, NO lo va a utilizar de manera efectiva, porque el mismo es "inercial", es decir, que funciona ante el "tirón o chicotazo". Si no se produce esa fuerza, el cinturón no se "activa", o sea, no traba, no funciona. Pero, lo que ocurre muchas veces en estos casos es que, por la baja estatura del ocupante, el cinturón queda como estaba y el ocupante pasa por abajo.

La banda pectoral debe tomar siempre la zona del centro de la clavícula. Pero ¿qué pasa si mide 1,40 metros y está sin la sillita y sólo con el cinturón colocado? Si choca, se ahorca con el cinturón o se desliza hacia abajo. 

Otra de las situaciones de riesgo se plantea cuando los chicos durante un viaje en ruta se aburren y quieren dormir acostados en el asiento.  En esa posición será imposible que el cinturón actúe como corresponde. Para esos casos, lo mejor es ponerle una almohadita que le sujete el cuello y que duerma sentado, con el cinturón. 

Este fenómeno físico de pasar por debajo del cinturón por tenerlo "flojo", colocado de manera incorrecta, o en un ocupante demasiado pequeño que no consigue activarlo, es muy común en los accidentes con niños.

El cinturón funciona ante el "tirón o chicotazo". Si no se produce esa fuerza, el cinturón no se "activa."

Cinturones y sillas correctas

Los chicos hasta los 150 cm (un metro y medio) aproximadamente deben ir con el Sistema de Retención Infantil correspondiente.

  • Bebés y niños hasta los 22 kilos y los 1,24 cm de altura: en un huevito cuando son bebés y luego en una silla adecuada para su edad y tamaño.
  • A partir de los 23 kilos: un "booster" o elevador, que adapta el cuerpo del niño al cinturón de seguridad construido para el adulto.
  • Cuando alcanzaron una estatura suficiente como para que la banda pectoral les pase por el centro de la clavícula, pueden usar el cinturón como cualquier adulto.  
  • A partir de los 11 años ya pueden viajar adelante (con el cinturón de seguridad). 

 

Fuente: http://www.mamasyniñoseguros.com.ar

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS