sábado 20 de julio de 2019 - Edición Nº673
Estación Vial » Noticias » 28 jun 2019

Evadiendo controles

Conocės los trucos que se utilizan para intentar “engañar” al alcoholímetro?

Algunos automovilistas consideran que existen trucos efectivos para salir airoso de un control de alcoholemia. Más de uno los han puesto en práctica. Mirá como les fue.


  1. A raíz de la gran cantidad de accidentes provocados por manejar en estado de ebriedad, hace unos años se pusieron en práctica los controles de alcoholemia. Así, el combo salir a tomar algo (y excederse un poco con el alcohol) + manejar el auto se transformó en un problema. Y tras esta modalidad, salieron a la cancha los métodos para “intentar esquivarlos”.

Te contamos, los trucos más usados ... y desestimados (por cierto)

Atorarte con agua antes del control

Hay quienes piensan que la solución es beber grandes cantidades de agua. Lo cierto es que esto solo incrementará tus deseos de ir al baño. No obstante, es importante tener en cuenta que el cuerpo expulsa esencialmente agua a través de la orina. De modo que la eliminación de alcohol a través del conducto urinario será insignificante.

Masticar pasta de dientes, caramelos, café, pasto, ...

Estos productos podrán absorber el alcohol restante en tu boca, pero no alterarán el resultado del alcoholímetro, que mide el aire alveolar.

Dejar pasar dos horas antes de conducir

Las horas que dejes pasar luego de beber son muy relativas, ya que dependerá del metabolismo de cada uno y la cantidad de alcohol que haya bebido. Tu cuerpo es capaz de eliminar unos 0,20 gr de alcohol por litro de sangre por cada hora que pase. La recomendación es esperar al menos 5 horas antes de conducir después de haber bebido.

Ponerte a hacer ejercicio en forma intensa

Cuando realizás un ejercicio físico muy intenso, la sangre circula más rápido por el cuerpo. Esto favorece la eliminación del alcohol a través del sudor. Sin embargo, en un corto tiempo, no alcanzarás a eliminar todo lo consumido. Por otro lado, es muy poco probable que si consumiste alcohol tu cuerpo tenga la energía necesaria para realizar gimnasia intensamente.

Devolver lo consumido

Vomitar elimina el alcohol del estómago pero no el que ya está presente en los alveolos.

Aspirar brondodilatarores

Inhalar medicamentos contra el asma dilatan los bronquios, pero no eliminan el alcohol.

Beber aceite de oliva

Solo logrará revolver tu estómago pero el alcohol continuará en tu sangre.

Soplar despacio

Te solicitarán que soples más fuerte hasta que el medidor arroje un resultado.

Tampoco pruebes chupando una moneda como dice la leyenda, solo contaminarás tu boca.

Ninguno de esos métodos son eficaces. Mejor conocé cómo reacciona tu cuerpo al manejar con alcohol en la sangre y si vas a tomar no conduzcas: beber alcohol afecta directamente a la capacidad de reacción. Básicamente, tus movimientos serán más lentos, la concentración disminuirá notablemente, tendrás mayor somnolencia, fatiga muscular, te costará coordinar los movimientos, perderás la real percepción de lo que te rodea y la disminución de la visión y el sistema auditivo te impedirá realizar correctamente el cálculo de las distancias.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS