jueves 17 de octubre de 2019 - Edición Nº762
Estación Vial » Noticias » 1 oct 2019

Contaminación vehicular

A juicio por falsear emisiones contaminantes en los autos

Mientras en el mundo se reconvierte la energía, una empresa automotriz enfrenta un juicio por manipular los motores de sus autos para que parezcan menos contaminantes. Enterate en esta nota.


Cerca de 470.000 clientes se unieron y realizaron una demanda a la automotriz Volkswagen por falsear datos de emisiones contaminantes de sus modelos diésel. 

El escándalo, conocido como "dieselgate", estalló en 2015 en Estados Unidos. Los usuarios le reclaman a Volkswagen que fueron engañados al manipular los motores de los autos que compraron para que parecieran menos contaminantes de lo que eran. 

Es la primera vez que se da un juicio de estas características en Alemania. La primera audiencia tuvo lugar el 30 de septiembre, en el tribunal regional de Brunswick, a 30 kilómetros de la sede principal de VW, en Wolfsburgo. 

Cambio de energías

Y mientras en Alemania multan a una automotriz por contaminar el aire, en el mundo se busca cambiar el uso de energías fósiles por renovables. A raíz de la búsqueda de una menor contaminación ambiental y ante la inminente escacez de petroleo a nivel mundial, a comenzado la reconversión del parque automotor a sistemas de propulsión eléctricos.

Al respecto en nuestro país YPF ha encarado la transición hacia la producción de energías renovables y limpias, a tono con los retos que imponen el cambio climático y la disrupción tecnológica global. En pocas décadas se prevé un mundo libre de energía fósil, con usinas y autos eléctricos impulsados a litio, hidrógeno, energía eólica y solar. Por eso YPF cambió su visión y su modelo de negocios al pasar de ser una empresa de petróleo, a una compañía de energía y movilidad.

En sintonía con esta nueva modalidad, hace unos días se lanzó a la venta el primer auto eléctrico argentino, fabricado en la planta de Sero Electric. Se trata del primer auto a baterías fabricado en la Argentina que puede ser patentado y puede circular por la vía pública.

En la empresa alemana Bosch, consideran por ejemplo, que mientras los automóviles transforman su sistema de energía, se puede brindar una solución que reduzca las emisiones de gases contaminantes con el uso de combustibles sintéticos.

Países como Noruega o China ya establecieron que no se podrá comprar un coche de gasolina o diésel a partir del año 2025 y alrededor de 170 países tienen establecidos objetivos de implantación de energías renovables. Finalmente, algo está ocurriendo en el mundo. ¿Estaremos a tiempo?

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS