miércoles 20 de noviembre de 2019 - Edición Nº796
Estación Vial » Vale Saber » 17 oct 2019

Cómo evitar la asfixia postural en los bebés

¿Cuando transportás un bebé en el auto queda bien sujeto? Ni su cuerpo ni su cabeza deben doblarse hacia adelante. Cómo colocarlo correctamente y evitar la asfixia.


También llamada asfixia posicional, es un fenómeno que ocurre comúnmente en bebés que se duermen o pasan mucho tiempo en una mala posición en el huevito o sillita del coche.

Ocurre debido a la compresión del tórax y las vías respiratorias como resultado de una postura inadecuada, casi siempre cuando el bebé se encuentra sentado.

¿Cómo evitarlo?

  • Utilizar la sillita de seguridad adecuada al tamaño de cada bebé. Los huevitos están más reclinados precisamente por las necesidades especiales que tiene un bebé de pocos meses.
  • No utilices el portabebé o sillita del coche para que duerma, recordá que su función es sólo para transportar. Ellos deben dormir en superficies planas.
  • En la sillita vigilá continuamente la posición del cuerpo y la cabeza del bebé, evitá que se vaya de lado o que la barbilla toque el pecho ya que esto puede cortar el flujo de aire.
  • Podés colocar una pequeña almohada o soporte en la parte posterior para mantener una adecuada posición.
  • Controlá que el arnés mantenga sus hombros pegados a la silla/huevito.
  • No lo dejes allí por más de hora y media. Si vas a realizar un viaje largo, realizá paradas intermedias para sacarlo del huevito/sillita, se estire cómodamente, recupere la postura y se oxigene adecuadamente.

Por qué se arquean los bebés

Cuando el bebé nace pasa de un medio líquido, en el que permaneció flotando durante 9 meses a uno seco, en el que se vive bajo la fuerza de gravedad. Los bebés aun no tienen la fuerza suficiente para mantenerse erguidos y por eso deben estar correctamente sujetados en las sillitas (por un corto tiempo) o acostados.

En el momento que se lo coloca en la sillita, si no está bien sujeto (por la fuerza de gravedad) se flexiona sobre sí mismo formando una C, que dificulta que pueda expandir su tórax y abdomen para respirar. Si la cabeza además, cae hacia adelante, con la barbilla en el pecho, la dificultad para tomar aire es mucho mayor y puede producirse la asfixia.

Los estudios muestran que los bebés no solo duermen y descansan más cómodos en sus cunas, sino que también están más seguros. Sin embargo, esto no significa que los huevitos para bebés sean poco seguras, lo que sucede es que hay que saber cómo y cuánto tiempo usarlos. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS