jueves 12 de diciembre de 2019 - Edición Nº818
Estación Vial » Noticias » 25 nov 2019

Movilidad sustentable

Cargas eléctricas, el futuro objetivo en las estaciones de servicio

La llegada de algunos autos eléctricos y en mayor medida de bicicletas y monopatines a batería impone la necesidad de estaciones de servicio que los carguen. Cómo funciona el sistema? Ya hay lugares especiales?


Los empresarios de Estaciones de Servicio de los países más desarrollados coinciden en que hace menos de una década, la movilidad eléctrica era considerada una amenaza para la continuidad del rubro de carga de combustible, pero le buscaron la vuelta y hoy representa nuevas oportunidades de negocios.

En este sentido, el gobierno reglamentó el servicio de recarga en bocas de expendio de combustibles. Mediante una Disposición se dispuso de una serie de requisitos para estas instalaciones, como ser la distancia donde deben situarse los postes de recarga respecto a los surtidores, tanques, bocas de llenado, punto de ubicación del camión cisterna en posición de descarga, y cualquier otra zona en la que se disponga o manipulen combustibles líquidos o GNC.

En este sentido, empresas como Axión Energy o YPF ya han experimentado la instalación de estos surtidores en Capital Federal. Las estaciones de servicio de la Autopista Buenos Aires - La Plata, también los tienen. 

Ahora, los usuarios de bicicletas y monopatines electromovilizados, que cada vez son más, se suman a los autos y abren un panorama de negocios para las estaciones de servicio. Ejemplo: salís con la bici o el monopatín, en el camino necesitás cargarlo, no llegás a tu casa a hacerlo y entonces buscán un punto de carga. Es ahí donde las estaciones de servicio pueden brindar su prestación y atraer a los clientes a esperar a que se "llene su tanque", acción que puede demorar un buen tiempo.  

Al respecto, Nelson Negretti, representante de la empresa Enerby, en declaraciones a los medios expresó que “por cuestiones de posibilidad económica de los usuarios, las bicicletas y los monopatines eléctricos se masificarán en los centros urbanos mucho antes que los vehículos, hecho que ya se está notando en la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo. Resulta inminente la adaptación de las expendedoras a esta nueva forma de tránsito, las cuales, con una inversión mínima de 2 mil dólares en un surtidor eléctrico de carga alimentado por paneles solares, le abre la puerta a nuevos clientes.”


En la ciudad de La Plata, ya se ven muchos monopatines a batería

Cuánto demora la carga

“La clave de una estación de carga pasa por atraer al cliente para que se quede y consuma algo mientras se carga su bicicleta, monopatín”, explicó Negretti.  Dependiendo del vehículo, el consumidor puede llegar a quedarse entre 15 minutos a una hora en el establecimiento, con la oportunidad que este momento genera de captación por parte del comercio. Se le puede ofrecer café, almuerzo u otras opciones que se pueden explorar de acuerdo a la zona donde esté instalada la estación de carga. En el caso de los autos, con que esté enchufado una hora al cargador se puede obtener hasta 35 kilómetros de autonomía. En general, los vehículos eléctricos tardan seis horas en cargar de cero el 100% de la batería.

Si bien las bicis y los monopatines pueden ser cargados en los hogares, esta acción demora bastante. Por este motivo se van a necesitar puntos de rápida recarga, que no van a poder ser instalados fácilmente en un domicilio por el costo que tienen y el uso que se le podrá dar. Es decir, no se justificaría el gasto. 

En La Plata

En la ciudad de La Plata instalaron un cargador de baterías en la vereda de la calle 53 entre 4 y 5. Claro que para estacionar el auto allí se necesita que esté libre el espacio, acción que aun no fue reglamentada. 

Qué pasa en el mundo

En gran parte del mundo, los postes de carga conviven con surtidores de combustibles. En Oslo, Noruega, la cadena petrolera Circle K, con más de 16.000 Estaciones de Servicio en todo el mundo, empezó a sustituir surtidores nafteros y diésel por eléctricos.

Allí, en una Estación de Servicio se instalaron cuatro cargadores de carga rápida de 50 kW y otros dos de 150 kW. Con estas potencias, la gran mayoría de vehículos eléctricos del mercado conseguirían cargar sus baterías en alrededor de media hora. Cabe destacar que Noruega es uno de los países que lidera esta transición.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS