sábado 11 de julio de 2020 - Edición Nº1030
Estación Vial » Noticias » 28 may 2020

En Provincia de Buenos Aires

Por el COVID-19 se redujo a la mitad la ocupación de camas en los hospitales por accidentes viales

Antes de la pandemia, el 30% de la ocupación hospitalaria eran por accidentes de tránsito. Hoy disminuyó al 15%. ¿Cómo se comportan los conductores hoy? Ante la falta de tránsito se confían y manejan imprudentemente o tienen mayor respeto?


Hay un dato relevante que lamentablemente hay que agradecérselo al aislamiento social, preventivo y obligatorio que comenzó el 20 de marzo: por la disminución de la circulación de personas en las calles, bajó considerablemente el número de accidentes viales. 

Según fuentes del Ministerio de Salud bonaerense, antes de la pandemia, el 30% de las camas ocupadas en hospitales era con pacientes que llegaban desde la guardia directo a "trauma", en donde casi la totalidad ingresaban por accidentes de tránsitoAhora, ese servicio disminuyó al 15%. Es decir, la realidad que nos impuso el COVID-19, hizo que baje a la mitad la ocupación de la estructura hospitalaria que ocupan los accidentes de tránsito. 

En CABA pasa lo mismo

AÑO N° DE MUERTES
2020 1
2019 9
2018 15

La situación se observa tambien en otros distritos de Argentina con resultados similares. Un ejemplo basta para explicar esta situación: en el mes comprendido entre el 20 de marzo y el 20 de abril pasado, en la ciudad de Buenos Aires solo hubo una víctima fatal: fue el 7 de abril, en un accidente en la Autopista Dellepiane. Según los registros oficiales en 2018, hubo 15 muertos en siniestros viales y en 2019se contabilizaron 9 víctimas fatales. Siempre hablando del mismo lapso de tiempo.

Ojo con confiarse de las calles vacías

Desde el SAME, vehículos que sí están circulando diariamente por las calles, solicitan que “respetan las velocidades máximas y las señales de tránsito”. Ante la disminución del caudal vehicular y las calles vacías, hay conductores demasiado confiados que tienden a pasar semáforos en rojo o subir la velocidad del vehículo, sin tener en cuenta el trabajo de los vehículos de emergencia, que pueden aparecer en forma sorpresiva. Hoy más que nunca hay que ser prudentes al volante y respetar las normas de tránsito para prevenir la sobrecarga del sistema de salud con siniestros viales que pueden evitarse.

¿Esto qué nos demuestra? 

Con una eficiente campaña de Educación Vial, no lamentaríamos tantas muertes y el estado ahorraría recursos y dinero. “Es fundamental entender que la seguridad vial es una cuestión de salud pública. Así como hacemos caso a quedarnos en casa y a usar el barbijo para evitar el contagio de coronavirus, una vez que esto pase debemos hacer lo mismo con el uso de los elementos de seguridad como el casco. La movilidad segura de los motociclistas (quienes representan representan el mayor índice de lesionados en el país) es uno de nuestros ejes de gestión”, expresó el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano, en declaraciones a Infobae.

Al respecto, la ANSV (Agencia Nacional de Seguridad Vial) trabaja para implementar el Plan de Seguridad Vial para Motociclistas para cuando finalice el aislamiento preventivo y obligatorio. Se trata de un trabajo que será en conjunto con las provincias y los municipios, comenzando por la región NEA, donde se presentan los índices más altos de siniestralidad vial. El plan consiste en llevar adelante campañas de concientización y educación vial, aumentar la exigencia del examen para la obtención de la licencia de conducir, incrementar la cantidad de controles en la vía pública, entregar cascos y fomentar el trabajo en conjunto con empresas y sindicatos para reforzar los conocimientos sobre la temática.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS